Tarta de Limón y Chocolate

  • Tarta de Limón

    Tarta de Limón

  • Tarta de Limón y Merengue

    Tarta de Limón
    y Merengue

  • Tarta de Limón con Galletas

    Tarta de Limón
    con Galletas

  • Tarta de Limón Ligera

    Tarta de Limón Ligera

  • Tarta de Limón con Gelatina

    Tarta de Limón
    con Gelatina


  • "Tarta de Limón y Chocolate"

    Receta Tarta de Limón y Chocolate





    Te presentamos una receta estupenda para hacer una tarta de limón y chocolate, un postre o merienda realmente rico y llamativo, que hará las delicias de tus invitados.

    Ingredientes:

    - Chocolate para postres, 125 gramos
    - Un limón
    - Queso cremoso, 200 gramos
    - Harina, 50 gramos
    - Azúcar, 75 gramos
    - Nata líquida, 120 ml
    - Huevos, 4 grandes
    - Masa brisa, una hoja


    Preparación:

    Comenzaremos antes de nada precalentando el horno a 180ºC, y también vamos a coger el molde desmoldable que emplearemos para hacer la tarta y lo engrasamos con un poco de mantequilla o margarina, tanto la base como las paredes, y sobre la misma espolvoreamos un poco de harina. Después colocamos con mucho cuidado la masa brisa, cubriendo todo el molde. Recorta la masa que sobresalga de los bordes.

    Mientras tanto vamos a ir preparando el resto de la receta. Para ello batiremos con unas varillas eléctricas los huevos, el azúcar, el queso cremoso, la ralladura del limón y su jugo. Cuando tengas todos los ingredientes bien batidos, formando una masa cremosa, añade poco a poco la harina tamizada, poco a poco y sin dejar de batir. Intenta que no queden grumos al final.

    Vierte esa mezcla sobre la masa de la tarta, cubriendo bien la misma por todos lados de forma igualada. Cuando tengas el horno a los 180ºC indicados mete el molde y hornea la tarta unos 25 minutos más o menos, hasta que la tarta quede bien hecha y no esté líquida. Pínchala antes de sacarla, y si ves que necesita un poco más de horneado, déjala unos minutos más.



    Mientras se va horneando la tarta, derrite en un cazo a fuego suave la nata con el chocolate para postres, sin dejar de remover, para que se forme una crema entre líquida y espesa. Deja que se enfríe y échala después sobre la tarta que ya has horneado, formando una segunda capa con el chocolate. Métela en la nevera para que se enfríe durante un par de horas antes de servirla, y verás que mezcla de sabores más rica tiene esta tarta de limón y chocolate.