Tarta de Limón Ligera

  • Tarta de Limón

    Tarta de Limón

  • Tarta de Limón y Merengue

    Tarta de Limón
    y Merengue

  • Tarta de Limón con Galletas

    Tarta de Limón
    con Galletas

  • Tarta de Limón Ligera

    Tarta de Limón Ligera

  • Tarta de Limón con Gelatina

    Tarta de Limón
    con Gelatina


  • "Tarta de Limón Ligera"

    Receta Tarta de Limón Ligera





    Esta es una receta para preparar una tarta de limón ligera, una receta bastante fácil de preparar y con la que hacer una variante de tarta de limón que seguro que te gustará probar.

    Ingredientes:

    - Leche, un litro
    - Gelatina de limón, dos sobres
    - Zumo de limón, un vaso
    - Azúcar, 150 gramos
    - Bizcochitos para la base


    Preparación:

    Si tienes poco tiempo para preparar un postre o merienda, esta receta te va a venir perfecta para ello. Es una tarta de limón diferente a las tradicionales, pero el resultado es muy sabroso y te llevará poco tiempo hacerla, además de hacerse sin ninguna dificultad. Vamos allá con la receta detallada, no pierdas detalle para que te salga perfecta.

    Primero vamos a cubrir la base del molde que hayamos elegido con bizcochitos, de esos que puedes comprar en cualquier supermercado. Cubre bien la base, intentando cubrir bien todos los huecos que puedan quedar, para lo que puedes usar trozos de los bizcochitos o bien los mismos desmigados.

    Ahora vamos a preparar la gelatina, para lo que vamos a poner dos vasos de agua en un cazo y lo calentamos, y cuando esté el agua hirviendo echaremos los dos sobres de gelatina. Removemos bien hasta que se deshaga y dejamos enfriar. Por otro lado vamos a batir la leche con el zumo de limón y el azúcar, y añadiremos la gelatina una vez que se haya enfriado. Bátelo bien hasta que quede una mezcla homogénea.



    Esa crema que hemos batido la vertemos sobre la base de bizcochitos que teníamos preparada, y metemos el molde en la nevera para que se cuaje y enfríe bien. Hay que dejarla reposar unas 8-10 horas al menos antes de servirla, para que quede con la textura adecuada, ya que si no al cortarla verás que no tiene consistencia. Cuando la vayas a servir hazlo siempre en frío, y a disfrutar de esta rica receta.