Tarta de Limón Fría

  • Tarta de Limón

    Tarta de Limón

  • Tarta de Limón y Merengue

    Tarta de Limón
    y Merengue

  • Tarta de Limón con Galletas

    Tarta de Limón
    con Galletas

  • Tarta de Limón Ligera

    Tarta de Limón Ligera

  • Tarta de Limón con Gelatina

    Tarta de Limón
    con Gelatina


  • "Tarta de Limón Fría"

    Receta Tarta de Limón Ligera





    Ahora vamos con una receta completa para hacer en casa una tarta de limón fría en pocos minutos. Su elaboración es bastante sencilla y su sabor merece la pena. Es un postre o merienda perfecto.

    Ingredientes:

    - Nata para montar, medio litro
    - Zumo de dos limones
    - Ralladura de un limón
    - Leche condensada, 375 gramos
    - Gelatina de limón, un sobre
    - Agua, 250 ml


    Preparación:

    Vamos a preparar primero la gelatina de limón, ya que necesitamos que esté fría en el momento de usarla en la receta. Para hacerla vamos a poner un cacito con 250 ml de agua a hervir, y cuando comience a hacerlo le añadimos el sobre de gelatina, removemos y mezclamos bien y apartamos para que se enfríe después por completo.

    Por otro lado vamos a rallar la piel de un limón, que previamente lavaremos para quitar la suciedad del mismo. Y también vamos a exprimir ese limón y otro más para sacarles todo su jugo. En un vaso para batidora vamos a echar ese zumo y la ralladura de la piel, le añadimos la leche condensada y batimos bien para formar una mezcla cremosa.

    Aparte nos ponemos a montar la nata, empleando una batidora con varillas para facilitarnos la tarea y obtener un mejor resultado. Una vez la hayas montado bien y tenga bastante cuerpo, le añadimos la mezcla anterior y batimos de nuevo para mezclar todos los ingredientes. Esta última preparación la echamos sobre el molde elegido para la tarta, que os recomendamos que sea un molde desmoldable, para facilitar la labor a la hora de servirla.





    Por último echamos encima la gelatina bien fría, para que forme una capa superior que le de sabor y color a la tarta, y metemos el molde en la nevera hasta el día siguiente, para que quede bien cuajada y podamos comerla con su textura correcta. Disfruta de esta rica tarta de limón siempre bien fría.